La ley de cupo y las (supuestas) preferencias de género*

*Texto publicado originalmente en Dínamo de ideas

En noviembre de 1991, Argentina se convirtió en el primer país de América Latina en sancionar una ley de cupo femenino (Ley 24.012), la cual estableció que las listas de los partidos políticos que se presentaban a las elecciones debían estar integradas, como mínimo, por un 30% de mujeres, además de especificar otras cuestiones.

En la actualidad, en el ranking con países con mayor proporción de mujeres en la Cámara de Diputados, Argentina se ubica en el puesto número 15, con una representación del 38.9% (Ranking Inter-Parliamentary Union, 2015), siendo Rwanda, Bolivia y Cuba los países con mayor representación (61.3%, 53.1% y 48.9% respectivamente). Aun así, y pese a la existencia de la ley, las quejas por el incumplimiento de la Ley de cupo por parte de los partidos políticos son una constante cada año de elecciones legislativas. Además, en los últimos años Argentina pareciera haberse estancado en la convergencia de ese porcentaje: luego de la ley comenzó a aumentar rápidamente, pero a partir de los años dos mil los avances han sido pocos en materia de representación legislativa.

Recientemente, algunos países han intentado avanzar hacia el concepto de democracia paritaria, buscando que la participación de las mujeres en la política sea del 50%. En otras palabras, lo que se intenta poner en discusión es si ese piso mínimo de 30% no debería transformarse en una ley que tenga por objetivo establecer que las listas deben ser integradas por igual proporción de hombres y mujeres, en línea con la que se observa en la población en su conjunto. Frente a esta alternativa, algunos analistas han llegado a afirmar que tal medida beneficiaría al género femenino, al tiempo que perjudicaría al género masculino.

Continuar leyendo “La ley de cupo y las (supuestas) preferencias de género*”